Viajar a Barcelona una escapada inolvidable

Barcelona es como todas las grandes ciudades de reclamo turístico, siempre está llena de entusiasmados visitantes; pero Barcelona realmente luego de conocerla no se parece a ninguna otra ciudad,  es histórica, es interesante, divertida, moderna, acogedora, artística, y muchas cosas más.  Barcelona es una de las mejores vacaciones que se disfrutan,  porque por poco tiempo que se pase en la ciudad, siempre hay algo que hacer o a donde ir, y es tan fácil organizarse una escapada a la ciudad con solo  aprovechar ofertas para viajar a Barcelona.

Esa estancia en la ciudad Condal permite  visitar sus monumentos, de los que el complejo de construcciones que conforman el legado modernista de la ciudad, supone uno de los más importantes destinos artísticos del mundo. La huella modernista del genio catalán Antoni Guadi está presente en la maravillosa Iglesia la Sagrada Familia, Cripta de la colonia Guell, la casa Battló, la Pedrera, el Parque Güell, pero aún hay más la Casa Macaya, Lleó Morera, que conforman la llamada Ruta Modernista.

En ese recorrido por el centro de Barcelona, se debe visitar el centro histórico de Barcelona con la hermosa Catedral de Barcelona, la Plaza de Sant Jaume, los edificios de la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona, construcciones que datan de diferentes épocas en la historia de la ciudad. Los días son ideales para  disfrutar la gastronomía catalana en restaurantes y cafés al aire libre y la noche parece en Barcelona no detenerse nunca, porque la noche catalana es música, charlas con calma, baile y ambiente que no acaba hasta que quieras tú.

La ciudad es soleada y cálida en el verano, cuando el Mediterráneo promete días de mar y deportes acuáticos, un tenderse a tomar el sol en la céntrica playa de la Barceloneta o visitar las playas de los alrededores de Barcelona que abundan y resultan opciones ideales para practicar el submarinismo, el nudismo, los deportes o simplemente relajarse. Pero el otoño es un estallido de colores que igual invita visitar Barcelona, las ciudades del interior como Vic y muchas más cuyo importante legado arquitectónico y entorno natural son una agradable visita  a la naturaleza de Cataluña, y el invierno no es impedimento para disfrutar de Barcelona.

En Barcelona hay realmente para todos algo que disfrutar. Si el deporte es lo que se desea, el senderismo tan popular en Cataluña es ideal  para practicarse en las ciudades de las cercanías de Barcelona como en el Cardener o el Parque Natural de la Montaña de la Sal en Cardona, y otros rincones de verdor, fauna y flora que hacen de Cataluña un estampa de paisaje. Hay que conocer Montserrat, y adentrarse en todas las actividades que ofrece la ciudad para conocerla tanto como se merece, verla desde el mar en las ya conocidas “Golondrinas” o si se disfruta la aventura, desde el aire en los tours en globo, pero si se desea algo menos aventurero pero igual de divertido, un bicitour o el bus turístico de Barcelona que lleva a todos los puntos importantes de la ciudad.

Ciudad de importancia en todos los niveles, es hoy considerada una ciudad global. Puedes visitar el Puerto de Barcelona a donde confluyen todos los barcos y cruceros  que traen mercancías o turistas de todos lugares del mundo y en donde puedes acercarte a barrios como el Gótico, conocer la hoy mundialmente conocida Catedral del Mar. Pero  la importancia de Barcelona también es cultural, su oferta en Museos y recintos de exposiciones es de la más variada, además del movimiento modernista hay que conocer la obra de Joan Miró y Pablo Picasso cuyos Museos mantienen exposiciones permanentes, pero hay tanta oferta cultural en Barcelona, el Museo de la Moto, El Museo de Chocolate, el Caixa Forum, el Museo del Perfume.

Viajar es vivir y en ningún otro lugar se hace tan patente, hay que hacer ese recorrido por la Plaza Cataluña y dejarse llevar por el entusiasmo de una Barcelona pujante y siempre entusiasmante, la Avenida Diagonal. No debe dejarse de realizar  esa visita imprescindible para cualquier sea amante o no del futbol, al Estadio Camp Nou del equipo mejor del mundo Barcelona FC y en la visita también conocer el Museo que en él existe.

Barcelona es recorrer  las Ramblas, realmente es lo primero que se desea hacer al llegar a ella y siempre se quiere volver a caminar por ese trayecto entre la Plaza Cataluña y el Puerto antiguo, ver los puestos de flores, la gente que pasea recordándonos que Barcelona es una ciudad cosmpolita. Hacer una parada para conocer el Liceu, o perderse entre todo lo que hay en el famoso y antiguo mercado de La Boquería..no importa cuánto dure la estancia en Barcelona, mucho o poco, siempre resulta divertida, interesante, diferente, y siempre deja por su belleza, por su encanto esa sensación al marchar, de siempre querer volver a Barcelona.

Imagen: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *