Samarcanda Uzbekistán en la ruta de la seda

samarcanda

Seguro que tú también leíste sobre los viajes del mercader italiano Marco Polo, y te viste imaginando esas ciudades hermosas que conformaban parte de la famosa ruta de la seda. Hoy te contamos sobre una de ellas, ciudad milenaria que abarca una historia de 2,700 años de antiguedad, una ciudad tan antigua que se sitúa como la segunda más grande Uzbekistán  y que es una de las ciudades más antiguas que aún permanece poblada considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ciudad histórica tiene una gran relevancia como cuna de la cultura tayiko persa. Fue durante mucho tiempo una ciudad soviética pero eso no restó la relevancia de su gran atractivo como ciudad histórica, de gran belleza y progreso en Asia Central. Ubicada en la llamada Ruta de la Seda, un puente entre China y Europa fue punto de recorrido de mercaderes y exploradores, como también de conquistadores.  De esa larga historia dan cuenta sus monumentos como el sitio arqueológico de Afrasiab pues Samarcanda pronto desde sus inicios iba a convertirse en una ciudad importante, en su momento la más importante en la región del imperio Persa.

Samarcanda  Uzbekistán,  a una altitud de 702 m sobre el nivel medio del mar, se encuentra también a 400 km al norte de la Cordillera de Pamir, en pleno valle de Zarafshan. En ella está Registán espectacular paisaje de Asia que inspiró la arquitectura islámica que se manifestó en todo su esplendor en el Mediterráneo y el subcontinente indio. Ese  «lugar de arena» que es lo que significa en árabe, Registán,  fue construido sobre el lecho seco de un río, era la medieval Samarcanda.

Hoy, es un maravilloso destino de interés turístico cultural, compuesto por  tres grandes madrazas que rodean una gran plaza, la llamada Madraza Ulugh Beg, data del 1420, la  Madraza Sherdar,es de  1636
y la  Madraza Tilla-Kari de 1660. Pero hay mucho que ver en la ciudad de Samarcanda, la hermosa cúpula de la mezquita Bibi Khanum, aunque en ruinas es una hermosa y enorme manifestación de este tipo de construcción, con su puerta principal de más de 35 metros de altura, solían tener  cuatro minaretes, el patio central estaba enlosado con placas de mármol y de cerámica y rodeado por un corredor de arcadas con 400 columnas de mármol blanco coronadas por cúpulas, un terremoto desvastador en la ciudad arrasó con en ella en 1897.

No menos importante la Necrópolis Shah-i-Zinda donde se encuentra la tumba de Qusam ibn Abbas, un primo del Profeta Mahoma, es uno de los  santuarios más antiguos en Samarcanda, con sus baldosas mayólicas de color azul verdoso resulta todo un deleite para quienes aprecian por primera vez Samarcanda.  El Mausoleo Gur-e Amir en el que  está  enterrado el conquistador Tamerlán. Es uno de los monumentos mejor conservados de la ciudad,  un octógono con un tambor cilíndrico en el interior coronado con una gran cúpula, el exterior está recubierto de mosaicos en color azul verdoso. Debajo de la cúpula están las tumbas, en el centro la de Tamerlán rodeada de otras cinco.

El sitio de las ruinas de Afrasiab y el Museo de Afrasiab con algunos hermosos  frescos sogdianos del siglo VII, la tradición sitúa este monumento como la tumba de Daniel, el profeta del Antiguo Testamento. Además de la Plaza Registán, Samarcanda es toda una manera de hacer turismo en Asia, hay que vivir la experiencia de la cultura milenaria que alberga la ciudad, donde puedes visitar museos que exponen todo tipo de obras artísticas y en algunos casos utensilios que datan de esos miles de años en que la hermosa ciudad ha visto pasar el tiempo.

De ensueño los paisajes desde esta ciudad…cuando al caer la tarde te ves bajo el sol intenso de un verano o un nublado atardecer asiático, los monumentos ya  a la sombra del sol ardiente o simplemente esperando el ascenso de la luna, se convierten en hermosas estampas de una ciudad en que cada monumento fue construido paso a paso  y detalle a detalle, tan hermosos son sus colores como sus ornamentos, y tan bella es la ciudad, que conocerla es una experiencia diferente de cualquier viaje turístico que hayas hecho antes y hagas después porque Samarcanda Uzbekistan es un antes y un después del placer de viajar.

Imagen: Mausoleo en Samarcanda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *