Estambul: No todo es como el “Expreso de Media Noche”

Hace mucho, vi una película que me impactó profundamente, se llama Midnight Express (Alan Parker, 1978) o Expreso de media noche, en castellano. Trata sobre la historia de un norteamericano que intenta salir de Turquía con droga, es descubierto por la policía y encarcelado. La mayor parte de la película trata sobre las vivencias de Billy Hayes cumpliendo su condena en la cárcel en Estambul. Interpretada magistralmente por Brad Davis.

Lo interesante de las películas, videos o documentales, es que nos incitan a querer visitar los lugares que nos muestran. Lo mismo pasa cuando algún amigo sale de vacaciones, y al regreso nos trae un souvenir del lugar que visitó. Tengo un amigo turco viviendo en Paris, y el me ha contado maravillas de Estambul.

Esta ciudad, tiene la peculiaridad de estar situada entre dos continentes: Europa y Asia. Es la única  en el mundo en esta condición. Turquía está situada en lo que fue Constantinopla o Bizancio, el Imperio Bizantino, desde los libros de historia de la educación primaria nos hablan de esta magnífica cultura.

Turquía es un país mayormente musulmán, con innumerables mezquitas, edificaciones con cúpulas y destaca mucho la arquitectura de la época bizantina. Estambul es un destino exótico, contrario a lo que se cree, que por ser un país musulmán, el turista corre peligro alguno. Lo recomendable, cuando visite un país por primera vez, es que contrate a un tour o un servicio de guía. Lo que en nuestro país es correcto, en estos países musulmanes y tradicionalistas, no lo es.

En 1985, las zonas históricas de Estambul, fueron declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Entre los lugares mas famosos de esta ciudad se encuentran:

 

La Mezquita Azul

La conocida Mezquita Azul, es  la más famosa de Estambul, es muy visitada por el turismo extranjero, se llama así por que es de color azul vivo y los mosaicos tienen este mismo color. Es la única mezquita en Turquía que tiene seis minaretes (torres). Se encuentra frente a la Iglesia de Santa Sofía, desde este lugar, se puede observar los dos mares que rodean a Estambul.

La Mezquita Azul, tiene 260 ventanas que están formadas en cinco secciones o niveles, cuando se filtra la luz, se vuelve un gran espectáculo que deja muy impresionados a los visitantes. Es recomendable visitar esta mezquita en un día de verano.

No hay cobro por entrar a la Mezquita Azul, pero se puede hacer un donativo a la salida, que es para mantenimiento de la misma. Según la ley islámica, se debe entrar descalzo y cubierto con un pañuelo. No puede ingresar con bermudas ni con los hombros descubiertos. Si usted no lleva la vestimenta adecuada, ahí mismo le ofrecen paquetes para que pueda vestir propiamente. Se aconseja ir vestido adecuadamente.  Durante las horas de oración, no se permite la entrada a visitantes.

 

El Palacio de Topkapi

Este palacio, fué la residencia oficial de los Sultanes durante el imperio otomano, y la sede del gobierno de 1465 hasta 1853. Se inició la construcción del palacio por órdenes del Sultán Mehmet II el Conquistador, que tomó Constantinopla seis años atrás. Esta construcción tiene numerosos edificios que se sitúan alrededor de cuatro patios, por los que se ingresa mediante portales. Después del establecimiento de la República Turca en 1923, el Palacio de Topkapi fué renovado y transformado en museo.

En el interior del palacio, se puede apreciar el tesoro acumulado por el Imperio, también se podrá acceder a la colección de antigüedades, donde se encuentra el sarcófago de Alejandro, así como el museo de cerámica turca, el de Santa Irene y el de Arte Turco e Islámico, que tiene en su colección magnificas piezas de cerámica, objetos metálicos, miniaturas y algunas de las alfombras consideradas las mas antiguas de todo el mundo.

Este palacio, se considera una de las mayores obras musulmanas en su género y es una de las edificaciones mas admiradas en Estambul. Se puede visitar todos los días, excepto los martes, que cierra. Abren de 9 a 17 horas. Se recomienda llegar a primera hora para evitar largas filas. Se puede rentar un servicio de audio guía, para escuchar explicaciones en castellano.

 

Aya Sofya


Santa Sofía, su significado es “Casa de la Divina Sabiduría“, este es el monumento que se considera el de mayor esplendor, dentro del arte bizantino. Fue una catedral cristiana en sus inicios, después se utilizo como mezquita por cinco siglos, pero desde 1935 se convirtió en museo.

Esta edificación, es muy importante dentro de la arquitectura turca, por se la primera en construirse con una base cuadrada y que este cubierta por una cúpula central y dos semi cúpulas. Esta es la cuarta mayor iglesia del mundo con el área mas grande cubierta, después de la de San Pablo en Londres, la de San Pedro en Roma y el Duomo en Milán.

Se puede apreciar en el interior, los coloridos mosaicos hechos de vidrios de colores y transparentes, sobre hojas de oro, típicamente son representaciones antiguas de escenas bíblicas. Aunque es un museo actualmente, muchos creyentes siguen considerándole un centro espiritual para adoración y oración.

 

El Palacio Dolmabahce

Este palacio se mando construir por órdenes del Sultán número 31, Abdulmecit I del Imperio Otomano. Este palacio era utilizado para alojar a los invitados de estado. Después de la institución de la republic en 1923, este palacio paso a ser para el servicio de Ataturk, convirtiéndose en una residencia de verano. Despues de su muerte, se restauró y se reinauguró como museo.

Se recomienda llegar a primera hora, esto es para cualquiera de los museos, por que en horas pico debe realizar largas filas para ingresar. Si su visita es para un dia martes, vaya a las 11 de la mañana, donde la Mehter Band de Jenizaros tocan en la entrada principal del Palacio. Si desea tomar fotografias, debe pagar un importe de derechos en la entrada, especifíquelo al momento de comprar el boleto. No es permitido hacer grabaciones en video.

 

El Hipodromo Romano

Se encuentra ubicado en Sultanahmet, esta muy cerca de otros monumentos principales de la ciudad, por lo que puede visitarlo dentro de la misma ruta. Se construyó alrededor del año 200 d.c. y llegando a su época de esplendor por Constantino el Grande.  Era el centro de diversiones de los habitantes de Constantinopla por mas de mil años, se realizaban ahi carreras de carros y los circos.

Dentro del hipódromo, se pueden apreciar otras construcciones maravillosas como el Obelisto Egipcio, la Columna Serpentina, la Columna de Constantino o la Fuente Alemana.

 

La Cisterna Basílica

Fue construida por ordenes del Emperador Justiniano el Grande en 532 a.c., la Cisterna Basilica, fue la reserva más grande de agua del Gran Palacio Bizantino, se utilizaba en epocas de sequía. Se mantuvo muchos años sin utilizar, pero en 1987 se restauró y se reabrió al turismo, se construyeron unos puentes de madera sobre el agua, por lo que se puede ingresar al interior.

Es una estructura muy grande, de 140 metros de largo por 70 de ancho, tiene 336 columnas que fueron traidas de templos precristianos, y que soportan a un techo que se asemeja al de una catedral. Se puede apreciar unos bajorrelieves e la cabeza de Medusa, donde se destacan grandes ejemplos de la escultura romana. Las cabezas de Medusa, llaman mucho la atención de los visitantes, por las leyendas escritas alrededor de ellas.

También se le conoce como “El Palacio Sumergido“,  esta construcción sufrió varias remodelaciones, como la última entre 1985 y 1987, donde se limpió casi 50 mil toneladas de barro. Se construyó una red de puentes para que los turistas pudiesen visitar el interior, se pueden apreciar incluso peces en esta agua. En la entrada, tiene un restaurant con terraza y ofrece el servicio de visitas guiadas. También cuenta con una tienda de souvenirs.

Al visitar este lugar, sentira como accesa al pasado varios siglos atrás. La entrada cuesta 10 liras turcas, cerca de 7 euros, se puede visitar con un horario de 9 a 18 horas.  Para tomar fotos del interior, es necesario activar el flash. Esta maravilla, no aparece casi en las guías turísticas ni recorridos, pero es maravilloso darse una vuelta por allá.

La Torre Leandro

Esta torre se conoce también como Kiz Kulesi o Torre de la Virgen, se construyó en el siglo XII por órdenes del Emperador Bizantino Manuel Kommenos, para poder fijar la larga cadena que cerraba el paso por el Bosforo de los barcos.

Existen dos leyendas famosas en torno a esta bella torre. La primera, cuenta sobre Leandro, que fue un joven de Abidos, que se enamoró de Hedo, una sacerdotisa de la Diosa Afrodita. Ellos vivían uno a cada lado del estrecho, pero Leandro cruzaba nadando todas las noches para ver a su amada, el se guiaba por una antorcha que ella encendía, no obstante, una noche de tormenta, la antorcha se apagó, y Leandro murio ahogado. Cuando Hedo se entero, se lanzo al agua.

La segunda leyenda, dice que el emperador ordeno la construccion de la torre para que ahi viviera su hija, por que una adivina predijo que ella moriria por la picadura de una serpiente. El emperador intento evitarlo a toda costa, rodeando la torre de agua. No obstante, de un canasto de manzanas que la joven recibio de regalo, salio una serpiente que la mato con su picadura.

Esta torre, se encuentra a 200 metros de la orilla de Osküdar, que es donde inicia el Bosforo y se accede solamente por medio de barcos. Se ha utilizado com faro, semaforo, punto de audana, casa de retiro o cuartel, a lo largo de su historia. Ahora es una atraccion turistica mas y tiene en el interior, un restaurante magnifico con vistas hermosas, pero es muy caro. El precio del trayecto cuesta 1.80 liras (cerca de un euro)

 

El Museo Arqueológico de Estambul

Este museo, se encuentra repartido en tres edificios, que en algún momento fueron el Palacio de Topkapi. Este es uno de los museos más reconocidos de Estambul, posee una grande y extraordinaria colección de todos los rincones del imperio otomano y los reinos circundantes.

El museo, tiene veinte salas en el primer piso, donde estan esculturas y otros objetos de la epoca griega, romana y bizantina, en el segundo piso, existen 16 salas donde estan diversos objetos fabricados de metales como el bronce, de arcilla y vidrio que provienen de diversos lugares del imperio. Cuenta también con una gran coleccion de monedas, y una biblioteca con mas de 45 mil libros que estan a disposicion de los empleados del museo.

Las areas más famosas son las del siglo VIII y del IX, donde están los sarcófagos de los Reyes de Sidán, que fueron descubiertos en el años de 1887 y que se consideran el mayor descubrimiento del siglo IX, siendo este el principal motivo de la construcción de ese museo.

El Museo del Antiguo Oriente, forma parte del Museo Arqueologico y fue construido para la Escuela de las Artes Plasticas en 1883, despues se transformó en museo. Entre sus colecciones estan piezas de Anatolia y Mesopotamia, de la época griega y antiguedades preislamicas de Egipto y la Peninsula Arábiga.  Entre sus piezas mas famosas estan el Tratado de Kadesh y un friso de un toro de Babilonia.

Existen otros lugares para visitar, pero que mejor es disponer de algunos dias, unos tenis comodos, lentes de sol y una buena camara fotográfica para sentir el pulso de la ciudad, perderse entre las calles, visitar los mercados al aire libre o comer en alguno de sus muchos restaurentes tipicos.

Estambul es una ciudad llena de historia, de pasado y de cosas maravillosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *